Páginas

lunes, 15 de abril de 2013

Nosotros, los sobrevivientes


Vidriera de una tienda cubana  Foto: Walfrido López R.
Bueno, no caben dudas que si estoy vivo y haciendo el cuento es que sobreviví a los duros años del período especial en Cuba. Para sorpresa mía, ahora resulta que como resistí el hambre comiendo coles en los años 1990, soy uno de los miles de casos incluidos en un estudio científico realizado por doctores cubanos, españoles y americanos de prestigiosos centros como la Universidad de Alcalá, Universidad Johns Hopkins, Universidad de Harvard y el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) en España. Durante  más de veinte años los especialistas se han dedicado seguir la trazabilidad miles de sobrevivientes. El artículo científico publicado en el British Medical Journal muestra entre otros resultado que hacer “ejercicios” ayuda a bajar el colesterol y disminuir las enfermedades coronarias.

Yo recuerdo vidrieras vacías, hoteles en apartheid, gente fabricando sus propios jabones para poder bañarse, amigos comprando tickes solo de ida, avenidas en calma y gente tan delgada en las calles que parecían esqueletos andantes. Pero parece que para los científicos ¡Ay los científicos! no todo es tan malo. Al fin y al cabo, bajar de peso hasta parecer un güin por forzosamente pedalear en ayunas decenas de kilómetros, a una velocidad de más de cuarenta revoluciones por minutos, encima de una vieja y pesada bicicleta china, por verte obligado a llegar cada día temprano a la oficina, tiene sus beneficios. Al menos ya sé que me pude haber muerto de cualquier cosa menos de diabetes o del corazón ¡La bala que te zumba al oído no es la que te va a matar!

ShareThis