Páginas

miércoles, 10 de abril de 2013

Veo veo ¿Qué ves?

Un indigente cubano duerme en una parada de guagua  Autor: Walfrido López R.
Ya es de día en La Habana y el indigente aun duerme su noche en el frio mármol de una parada de guagua. Es febrero, es el “invierno cubano” de 15 grados Celsius y él se protege con un viejo abrigo ruso. Pero yo sé que ha sido una noche muy fría y la ha pasado mal. La gente pasa y no quiere verle la cara. En realidad, en el justo instante que pasan a su lado apuran el paso. Él puede ser un vecino, amigo, colega o el abuelo de algún amigo nuestro. De él no hay fotos en periódicos cubanos y nunca se menciona en Radio, TV, ni blogs oficialistas. Es más fácil fijarse en la paja del ojo ajeno al mirar por la ventana y asombrarse ante los problemas económicos, políticos y sociales que hoy vive parte del planeta. Lo difícil es pararnos frente al espejo para ver la fea realidad de la crisis dentro de nuestra propia casa. Solo así tendremos la oportunidad del análisis de nuestra sociedad y luego cambiarla para mejor.

ShareThis