Páginas

lunes, 3 de junio de 2013

Cuba y el “modelo cubano” de INTERNET

arroba .com (Díptico) de G. R. Malberti Foto: Walfrido López R.
Cuando a partir de mañana se ponga en vigor la nueva ley de “ampliación” del servicio de INTERNET en Cuba, 11 millones de cubanos podrán entrar a 118 cibercafés y pagar 4,50 USD (115 pesos cubanos) la hora para navegar por el ciberespacio. Estoy seguro de que con salarios promedios de 400 pesos cubanos al mes muy pocos podrán hacerlo, lo que provocará que la brecha digital ya existente entre cubanos, y con el resto del mundo, se torne más ancha y profunda. Pero lo que probablemente no saben los que puedan brincar la primera valla del precio y se sienten delante de cualquiera de los 334 ordenadores disponibles para el nuevo negocio estatal es que estarán pagando para entrar en una de las maquinarias gubernamentales más sofisticadas, invisibles y exóticas para el control de INTERNET que jamás ha existido. Es lo que a mí me gusta llamar el “modelo cubano” de INTERNET.

Es muy posible que los nuevos clientes de Nauta ETECSA se pongan nerviosos porque mientras teclean sus usuarios y contraseñas de redes sociales, revisan sus email y visitan sitios de noticias online fuera de Cuba, tienen muy cerca a una “cuidadora de sala” o una cámara domo, pero eso es pura distracción. La realidad es que desde que abrieron la puerta del cibercafé están dentro del “modelo cubano” de INTERNET. Muchos desconocen que el gobierno cubano no sólo es dueño y tiene control total de todos los cibercafés cubanos y computadoras desde el cual los nuevos clientes de ETECSA teclearán información privada. También el gobierno es dueño y  controla el publicitado cable de fibra óptica ALBA 1 que conecta la isla a la red de redes, y de todas las antenas satelitales que desde 1996 tienen la misma función, del único proveedor de servicios de INTERNET (ISP), NAP, DNS, nodos, firewalls, proxies, routers, modems, switches, access points, hotspots, antenas, radiofrecuencias, NIC, IP, dominios .CU, hosting, postes y cableados telefónicos, empresas de servicios TIC y tiendas de ordenadores. Pero cuando muchos piensan que es demasiado, entonces comienza la lista negra de las fuerzas oscuras que trabajan en paralelo haciendo el trabajo sucio: administradores de red, informáticos, policías políticos, ciberpolicías, empresas de servicios de seguridad informática, agencias de control y supervisión, leyes de seguridad nacional, leyes mordaza, leyes de seguridad informática, leyes de control de precios, ejércitos de trolls, blogueros oficialistas, sitios online de noticias, canales de televisión, emisoras de radio, periódicos, etc.

Mientras en el mundo muchos gobiernos y negocios promueven WIFI gratis. Mientras el 4G se vuelve un estándar. Mientras cada día 3000 millones de personas se conectan a INTERNET y 1000 de ellas lo hacen desde sus teléfonos móviles. Mientras los tribunales aprueban leyes de protección de datos. Mientras el ciberactivismo pelea por mantener una INTERNET libre, abierta y neutral. Mientras los internautas batallan por tumbar leyes como SOPA, PIPA, SINDE y HADOPI. Todavía hoy, más de 15 años después de la llegada de INTERNET a Cuba, el 99% de los 11 millones de cubanos que viven en la isla intenta acceder por primera vez a la red de redes. Debe ser porque Cuba, los cubanos y el “modelo cubano” de INTERNET no se parecen a nadie.

Walfrido López R.
La Habana, 3 de junio del 2013

ShareThis